Órdenes judiciales para que Hacienda pueda registrar tu empresa
septiembre 20, 2019
Puedes cancelar la reserva de dominio de tu vehículo
¿Has comprado tu coche financiado? Si quieres venderlo, no vas a poder hacerlo
noviembre 7, 2019
Mostrar todo

Inspección de la Agencia Tributaria. ¿Qué hacemos?

Inpección de la Agencia Tributaria

Woman with bills and calculator. Woman using calculator to calculate bills at the table in office. Calculation of costs.

Ahora que en las noticias estamos viendo cómo las empresas están recibiendo visitas de la inspección de la Agencia Tributaria con órdenes judiciales, queremos que nuestros clientes sepan cómo deben actuar ante una visita de hacienda. Si te interesa saber qué hacer, sigue leyendo.

Lo primero que hay que hacer es mantener la calma. La visita de un inspector es una situación que puede generar mucho estrés, pero lo fundamental es estar tranquilo en todo momento y no faltar a respeto ni iniciar acciones que nos puedan acarrear más problemas, obviamente, ambas partes deben comportarse con corrección y respeto. En el caso de que pueda existir un posible conflicto de intereses, podemos solicitar la intervención de otro inspector, para lo que debemos notificar la solicitud, y las circunstancias que la motiva, de inmediato a un superior y a nuestros asesores.

En caso de que la inspección acuda al centro de trabajo con una orden judicial, tenemos que acatar la misma, eso sí, avisando a nuestros asesores para que sepan del registro y nos puedan asistir posteriormente. Hay que prestar atención a lo que se indique en la orden judicial, y si en ella se incluye la incautación de material sensible, lo que significa que pueden llevarse equipos informáticos y de contabilidad (libros, cuadernos…) que estimen oportuno. 

Si no acuden con orden judicial, en primer lugar hay que llamar a nuestro asesor. También hay que tener en cuenta la posibilidad de que no pueda efectuar ningún tipo de registro sin nuestro consentimiento. Hay que destacar que existe una denominación, domicilio protegido, que es el domicilio social de una empresa o una persona física o jurídica. Esto es importante porque para poder acceder al mismo, el inspector necesita el consentimiento expreso del propietario. Normalmente, para una primera actuación no suelen disponer de la orden judicial, salvo graves indicios por parte de la administración. 

Durante la inspección, los que la realicen o vengan a revisar nuestra documentación, tienen que informar de los derechos que nos asisten, así como el alcance y la naturaleza de la actuación que están realizando; para ser más claros, qué les ha llevado a pensar que hay una posible infracción y en qué consiste la misma. 

Una vez finalice la inspección se puede informar de cómo va el procedimiento y el estado de la investigación, y en caso de haber incautado o requisado equipo o documentación, cuándo se va a proceder a la devolución de la misma

En Cuenca y García queremos que nuestros clientes sepan que en el momento de recibir tanto una notificación para una inspección como la visita de un inspector sin aviso, pueden ponerse en contacto con nuestros asesores de manera inmediata. La representación que ejercemos puede ser voluntaria o a través de poderes en caso de ser necesario, pero lo que sí es fundamental es que hagan constar en las diligencias la reclamación de nuestros servicios de representación en el mismo momento en el que sepamos que hay una inspección.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: