Inspector de trabajo
Hacienda ultima nuevos modelos de declaración para “arrepentidos”
febrero 14, 2020
coronavirus
Coronavirus: qué hacer en las empresas
marzo 11, 2020
Mostrar todo

La huída de trabajadores no de alta incrementa las sanciones

Tenemos un trabajador sin dar de alta y nos llega una inspección de la Trabajo. ¿La solución? Hacer que el trabajador se vaya, o no impedirle que lo haga cuando se percate de lo que ocurre. Si te parece bien, al inspector también, ya que aumenta la sanción que vas a recibir.

La marcha de un trabajador en situación ilegal de la empresa, y la no identificacíòn del mismo, supone una obstrucción muy grave. Esta falta de colaboración hace que la multa aumente considerablemente, tal y como establece la Audiencia Nacional en una sentencia del 20 de noviembre de 2019.

Según la legislación, los empresarios y trabajadores están obligados a identificarse, a acreditar su identidad y la de todos los que se encuentran en el centro de trabajo. En caso de no hacerlo, tal y como ha ocurrido en la sentencia de la Audiencia Nacional, se impone una multa de mayor cuantía, en este caso de 62.503 euros.

Hay varios conceptos por los que que se sanciona en estos casos: por tener en un puesto a un perceptor de prestación de desempleo, por la falta de alta en la Seguridad Social, o por dar ocupación a alguien sin autorización de residencia y trabajo. Las multas por estas irregularidades oscilan entre los 3.126 a los 10.001 euros, una cantidad mucho más baja que la impuesta en el caso que nos ocupa. Aquí los inspectores fueron testigos de la huida de tres trabajadores, a los que la dueña del local (una cafetería) negó conocer. Más tarde, la empresaria afirmó que se trataba de tres familiares que habían acudido a ayudar de manera desinteresada, pero más tarde, al presentarse los tres en la sede de inspección tras ser citados, no se correspondían con las características y descripciones de los huidos. Esta actitud implica una intencionalidad que eleva la tipificación del delito, ya que no solo mintió, sino que trató de engañar a la inspección presentando personas diferentes a las que se encontraban en situación de trabajo ilegal en su cafetería.

Desde Cuenca y García reiteramos la necesidad y obligatoriedad de tener en condición legal y de alta a todos los trabajadores en un centro de trabajo. En la actualidad, y gracias a la aplicación de la sede telemática, nuestra asesoría y gestoría puede dar de alta el mismo día de la incorporación del trabajador y por el tiempo que el empleador lo solicite. Además, en caso de inspección, ya hemos explicado cómo se debe actuar en nuestro blog.

Para más dudas, estamos a vuestra disposición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: